Hoy entrevistamos a…Aday Rodríguez

Hoy entrevistamos a…Aday Rodríguez

Hoy entrevistamos a…Aday Rodríguez. Quien no conozca a nuestro querido entrenador, no sabe lo que se pierde. Es un corazón andante, dispuesto a ayudar siempre en todo momento. El altruismo personificado.

Entrenador por vocación que siempre está predispuesto a mejorar sus conocimientos y a nutrirse de la sabiduría de las personas que tiene a su alrededor.

Tenemos la suerte de que actualmente está entrenando a jugadores de canasta pequeña y  por lo tanto la enseñanza de los valores a estos niños está garantizada.

¿Cuándo y dónde comenzaste a jugar a baloncesto y por qué motivo?

Desde la infancia me he rodeado con amigos que solo les gustaba el fútbol y no me sentía integrado en ese mundo. Un día vi a unos niños mayores jugando al baloncesto, ese deporte que seguían por la televisión mi madre y mi tío. Por suerte, esa tarde eran impares y me invitaron a jugar con ellos y hasta la fecha sigo en el mundo del baloncesto.

Empecé con 10 años a formarme en una escuela del Granca con Pepe Alvarado y en uno de los descansos del partido, Antonio Martel me vio jugar, ofreciéndome entrenar en el Ebellasso (antiguo Lasso). Para mí fue mi mejor época ya que enseguida hicimos que el equipo fuera inseparable y  al poco tiempo éramos “los del Lasso”. La siguiente etapa como jugador fue en el CBLP, donde nunca olvidaré los famosos torneos de Navidad enfrentándonos a equipos de fuera de la isla como el Madrid o el Barcelona.

Aday-Rodriguez-Entrenador-Club-Baloncesto-Las-Palmas-Entrevista-2

¿En qué momento decidiste cambiar tu faceta de jugador por la de entrenador?

Con 17 años dejé de jugar, hasta que Antonio Martel me llamó un día y me pidió el favor de ir a la casa a coger unas fichas de un mini que él llevaba. Cuando le entregué las fichas en la cancha me presentó a los niños y estuve en el banquillo con ellos todo el partido, y en ese momento me dí cuenta que aquello me gustaba. Me formé, entrené “escuelitas” y pasé dos temporadas maravillosas en el Aldebarán. También tuve la gran suerte de entrenar junto al CBLP al Coloradas, un equipo sub 22 y senior, con chavales muy especiales donde aprendí a ser más competitivo y mejor entrenador junto a Josué Delgado a la cabeza.

Aday-Rodriguez-Entrenador-Club-Baloncesto-Las-Palmas-Entrevista-1

¿Cuéntanos una anécdota que recuerdes como jugador y otra, como entrenador?

Esta es una de las primeras anécdotas que recuerdo como jugador: en varias ocasiones, mi entrenador grababa los partidos para luego verlos juntos. En uno de los torneos le quitamos la cámara para grabarnos vídeos y sin querer le borramos todos los partidos al entrenador. Otros momentos anecdóticos que recuerdo como entrenador es la vergüenza de un alumno al llamarme papá en un partido y que a más de uno se le relaje el esfínter al hacer los estiramientos.

¿Qué entrenador o entrenadora te causa admiración y por qué?

Admiro al entrenador Pedro Martínez por su trayectoria y su estilo de juego, su trato prudente y respetuoso en la cancha y la proximidad con sus jugadores. Lo poco que sé de él me parece un entrenador que ha evolucionado positivamente en su trayectoria deportiva siendo fiel a sus principios y defendiéndolos en todo momento.

Aday-Rodriguez-Entrenador-Club-Baloncesto-Las-Palmas-Entrevista-3

Desde hace tiempo eres un componente importante en el CBLP. ¿Qué señas de identidad crees que transmite esta familia deportiva?

Este club se identifica por transmitir, a través de la enseñanza deportiva, valores como el respeto por el juego limpio, el buen comportamiento dentro de los recintos deportivos, y sobre todo el afán de superación del club por mejorar cada día.

Para ti, ¿qué valores deben primar en los jugadores cuando realizan la práctica deportiva?

Para mí, en los jugadores deben primar los valores que transmite cualquier deporte: esfuerzo, superación, perseverancia, etc, pero sobre todo no olvidarnos nunca del respeto, la deportividad y el compañerismo por encima de todo.

Acuerdo de colaboración con la empresa AUTEIDE

Acuerdo de colaboración con la empresa AUTEIDE

Estamos muy contentos de informarles que Pedro Cazorla, en representación del Club Baloncesto Las Palmas y Bruno Tranche, en representación de la empresa AUTEIDE, y con las marcas que ellos  representan  Blue Print y Febi Bilstein, han firmado en el día de ayer un nuevo acuerdo de colaboración.

Sin duda esperamos sea el inicio de una relación duradera. Bienvenidos a la familia CBLP.

firma-acuerdo-colaboracion-auteide

Hoy entrevistamos a…María Cristina Rodríguez

Hoy entrevistamos a…María Cristina Rodríguez

Es una mujer sencilla, humilde y de un talante tranquilizador para los que la rodean. Compañera de todos y siempre predispuesta a ayudar.

Entrenadora de larga experiencia que aporta serenidad y grandes conocimientos deportivos a los jugadores de nuestro club.

Pertenece a la directiva del Club Baloncesto Las Palmas desde hace unos años. ¡Hoy conocemos a M.ª Cristina Rodríguez!

¿Cuándo y dónde comenzaste a jugar a baloncesto y por qué motivo?

Empecé en este deporte en el Loyola, tenía 16 años  y el entrenador era  el conocido Pepe Cabrera. Había conocido el baloncesto en mi colegio, las Dominicas; pero fue en 1º de BUP cuando realmente fiché, me convencieron que por mi altura sería un buen deporte para mí.

¿En qué momento decidiste cambiar tu faceta de jugadora por la de entrenadora?

Por falta de equipos femeninos en la competición, me vi obligada a abandonar mi fase de jugadora, pero en ningún momento iba a separarme del baloncesto. Dio la casualidad de que, el mismo año que se deshizo el equipo donde yo jugaba, se impartía un curso de “monitora de baloncesto” (lo que equivale actualmente al nivel 1). El propio club que me vio como jugadora, me dio la oportunidad de hacer las prácticas con ellos, ahí reafirmé mi ilusión de trabajar con niños/as añadiendo mi pasión por este deporte.

¿Durante tu faceta de entrenadora has dirigido a equipos masculinos y femeninos? ¿Qué diferencia principal ves entre ellos?

Sí, he podido dirigir y experimentar en equipos masculinos y femeninos. Desde mi punto de vista y mi experiencia, el entrenar a un género u otro en categorías pequeñas realmente no tiene mayor diferencia, exceptuando el hecho de que, lo normal aparentemente en esta sociedad es criar al niño dentro de alguna dinámica deportiva mientras que, en las chicas, la curiosidad deportiva es más tardía (menos las hijas o familiares de deportistas). La mayor diferencia realmente es el apoyo que se ofrece; un equipo de niños, jugando desde pequeños juntos, por muchos partidos que pierdan, por mucho que no se mejore, siempre tendrá más apoyo que un equipo femenino que gane todo. Por ello,  se hace muy complicado enganchar a las niñas, ¿cómo le dices a una niña que siga dando su tiempo a un deporte cuando la sociedad no está interesada en ello?

¿Cuéntanos una anécdota que recuerdes como jugadora y otra, como entrenadora?

Tengo dos anécdotas que nunca se borran de mi cabeza. La primera es mi primer partido, apenas sabía lo que era botar en ese momento y en el instante que recibí mi primer balón, salté y caí con el balón aún en mis manos; el árbitro me pitó pasos y yo no sabía por qué me habían quitado el balón. Con el paso del tiempo fui aprendiendo, pero no paraba de estar por los suelos y tirarme a por cualquier balón, en mi equipo me empezaron a llamar “la minera”; y mi segunda anécdota es que, estaba tanto en el suelo que hasta metí una canasta sentada (mi hija hizo lo mismo años después).

Como entrenadora, me quedo con el cariño que me han mostrado y demuestran los jugadores a los que he visto crecer, sintiendo que algo he podido hacer bien.

¿Qué entrenador o entrenadora te causa admiración y por qué?

Esta pregunta es difícil de responder, ya que hay varios en esa lista. Finalmente me decanto por Lolo Sainz, simplemente porque ha sido uno de los portavoces de que el baloncesto no es un conjunto de jugones, sino un deporte de equipo en el que la cohesión y el respeto mutuo son primordiales en el grupo. Motivación, concentración, comunicación, humildad y confianza, cinco palabras donde este entrenador asentaba las bases de su equipo, ojalá saber transmitirlo a los jugadores como él lo hacía.

Desde hace mucho tiempo eres una componente esencial en el CBLP. ¿Qué señas de identidad crees que transmite esta familia deportiva?

La seña de identidad de este club son sus entrenadores, que aman este deporte incondicionalmente. A través de ellos, el club consigue que nuestros jugadores se impregnen de esa pasión hacia ese balón y todo lo que representa. Dentro del club sabemos que estamos transmitiendo valores deportivos, ayudando en el crecimiento del jugador también en la parte personal.

Para ti, ¿qué valores deben primar en los jugadores cuando realizan la práctica deportiva?

Se podría decir que hay muchos valores, pero el de ser humildes y respetuosos es esencial, ya no en cualquier jugador, sino en cualquier persona. Todos tenemos nuestros puntos fuertes, medios y no tan fuertes, si nos dedicamos a solo ver nuestros puntos “fuertes” y destacar los “no tan fuertes del otro,” el deporte del que me enamoré desaparece.

Tu hija sigue tus pasos en el baloncesto (jugadora y entrenadora). ¿Qué sientes ante esta situación?

Principalmente, quiero destacar que mi hija no sigue mis pasos, ella va más allá y quiere llevar esa pasión a una etapa profesional, lo mío es más un hobbie. Con ello no quito méritos, tanto su padre como yo hemos sido jugadores y entrenadores, por lo que hemos intentado transmitirle los valores de las canchas con los que nosotros crecimos. Uno de mis miedos como madre era que estuviese en baloncesto sólo por agradarme, pero ella se enamoró del baloncesto tanto o incluso más que yo, hasta el nivel de que no ve su futuro sin estar relacionada con él. Intento apoyarla porque se lo importante que es para ella y estaré en todos los obstáculos que le quedan, pero quiero que sepa que los pasos que está dando, por muy pequeños que sean, sirven y cada vez se acerca más a la vida que quiere.

Compartir esto con la persona más importante de mi vida es una sensación imposible de describir.

Algunas veces has realizado las valiosas funciones de delegada. ¿Qué nos puedes contar de esta experiencia?

He de decir que me agrada saber que todavía hay personas que realmente saben que la función de delegada es eso, VALIOSA. Como cualquier otra función en el equipo técnico, esta también es importante, ya que es el puente entre entrenadores-equipo-padres, pero esta función no se ve tan reflejada, es un trabajo que se realiza en lo más profundo del equipo, es la parte más afectiva. Aún así, a los/las delegad@s también se les exige el control de documentos, información necesaria para el equipo, tener conocimientos técnico/tácticos y una serie de acciones que hacen que el equipo no tenga que preocuparse sino de escuchar las indicaciones del entrenador, estar concentrados y darlo todo.

Entrevista-Maria-Cristina-Rodriguez-equipo-CB-Las-Palmas-3
Entrevista-Maria-Cristina-Rodriguez-equipo-CB-Las-Palmas-2
Entrevista-Maria-Cristina-Rodriguez-equipo-CB-Las-Palmas-1
Entrevista-Maria-Cristina-Rodriguez-equipo-CB-Las-Palmas-4